collab definitiva byn

Take me to the River on the press. “Inmersión”

From the Blog “La culpa la tubo Manu Chao”

(published by magazine “Caras y Caretas”, May 2014

Los 15 artistas que trabajaron en la instalación “Inmersión”.
El taller Espacio de Arte Salamandra, en la montevideana calle San Salvador, ofició de base de operaciones en la construcción del proyecto Inmersión, obra colaborativa surgida a instancias del grupo Take Me To The River. Una gran instalación concebida entre quince artistas de técnicas y estéticas diversas, seis de ellos locales, bajo la supervisión y articulación de la curadora escocesa Vivienne M. Lassman. Un grupo de montajistas se encargó de darle el toque final a la serie de trabajos, en exposición desde el 30 de mayo de 2014 en Fundación Iturria (Alejandro Schroeder 6514).
El proceso de trabajo comenzó vía email, en el pasado mes de febrero. Se intercambiaron ideas y se llegó -entre todos los convocados- a un acuerdo estético en la obra grupal: se eligió hacer un mural entre los quince artistas, interviniendo cada uno un fragmento sobre un “manchado” grupal utilizando pintura blanca y negra. Llegar a la forma y montaje de gran obra colectiva no fue sencillo. El grupo de quince tuvo un ida y vuelta muy intenso a través de emails. “Debatimos bastante, hasta que llegamos a un acuerdo”, cuenta Magariños. “Hubo varias propuestas que fueron tomadas en cuenta, hasta que a la hora de decidir tuvimos que someter a votación, para hacerlo más democrático”, agrega Ignacio Amorim. Lo más interesante, coinciden todos, son las distintas maneras de enfocar el trabajo, la diferencia entre el hacer individual y el colectivo. “Es una instancia diferente”, dice Sandleris. “Yo estoy acostumbrada a trabajar sola, a tomar mis decisiones. En una instancia colectiva, como esta, hay que negociar y defender la posición de uno. Esto obliga a reflexionar, conceptualizar, buscar las palabras precisas para poder trasmitir una idea”.

Mural colaborativo realizado por TMTTR.
A la instalación colectiva Inmersión se suman obras individuales y otras cinco realizadas en diálogos artísticos de tres artistas cada una. Gustavo Genta define al proceso como “intenso”. En su caso, le permitió desarrollar una idea que tenía hace mucho tiempo con ganas de realizar. Analía Sandleris, que se define expresionista, colaboró con dos artistas hiperrelistas, lo que llevó a que la obra en formato trío tuviera que articular diferentes lenguajes para trabajar sobre el tema específico “especies en peligro de extinción”. La artista Lizzy Magariños dice haberse vinculado con el tema desde una mirada abstracta y que le sorprendió la manera en que se llegó a las creaciones colectivas.
“El tema que nos une a todos es el agua, y los diferentes equipos que se formaron lo han encarado desde muy diferentes perspectivas estéticas y conceptuales”, dice el artista Ignacio Amorim, cuyo grupo optó por teñir agua con tintas de colores y almacenarla en recipientes de vidrio. Rogelio Osorio y Felipe Secco también trabajaron duro en el montaje de Inmersión. Osorio eligió colaborar con dos videoartistas, complementando lenguajes visuales desde su identidad pictórica. Secco, mientras tanto, en su obra individual trabajó sobre la imagen de Iemanja, totalmente cubierta de pintura negra, emergiendo de las aguas de playa Ramírez. “La alusión al río, al mar, no la puedo desligar de pensar en las consecuencias que tiene sobre ellos la manera de vivir del hombre, deteriorando el ecosistema de forma irreversible”, dice el artista.

Experiencia de TMTTR con pinturas aromáticas
Las acciones del colectivo TMTTR integran, como regla, un trabajo artístico con poblaciones vulnerables. En el caso de Inmersión, en Montevideo, se eligió realizar una jornada en playa Buceo de la que participaron los quince artistas (con los ojos vendados) y tres invitados ciegos que desarrollan una novedosa experiencia de pintura aromática. Todos utilizaron una técnica de pinturas por olores (Aromarte), diseñada por la ingeniera química uruguaya Marcela Cozzo. “La consigna fue sentir el lenguaje visual”, dice Rogelio Osorio.
“Fue un aprendizaje de ida y vuelta”, concluye Magariños. “Una inmersión en nuevas técnicas y formas de trabajar. Por suerte descubrí que los artistas uruguayos tenemos mucho para dar. Vale la pena “zambullirse” en el Río de la Plata”.

Artistas que colaboraron en el proyecto “Inmersión”: Mary Annbeal (Francia), Joan Belmar (Chile), Ivana Panizzi (Brasil), Eglon Daley (Jamaica), David Carlson, Judy Jashinsky, Betsy Stewart y Richard L. Dana (Estados Unidos), Analía Sandleris, Ignacio Amorim, Rogelio Osorio, Lizzy Magariños, Gustavo Genta y Felipe Secco (Uruguay).

TTTR Uruguay 2014

((artículo publicado en revista CarasyCaretas, mayo de 2014))

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *